Creatividad es generar bifurcaciones conscientes

Apertura mental hacia nuevas hipótesis


En nuestra nota anterior establecimos que toda respuesta debe abrir el paso a nuevas preguntas. Esto, que en el campo científico, tecnológico o social constituye un desafío creativo para cualquier investigador, profesional o técnico, es la base cognitiva del desarrollo. La misma ciencia y cualquier tecnología aplicada a las diversas áreas de la vida social, se alimentan y nutren constantemente de esa apertura del conocimiento hacia nuevas hipótesis e interrogantes. Por eso, utilizando el concepto sistémico de bifurcación, diríamos que la capacidad creativa del sujeto (investigador, profesional, técnico, joven o adulto) se define por la formulación constante de nuevas preguntas ante las respuestas que va obteniendo en cualquier campo de la vida. 


Se podrá objetar, en una pretendida justificación de la educación programo-céntrica, que es imposible estar en constante búsqueda y con interrogantes surgidos después de lograr una respuesta. Pero la realidad está en constante movimiento y la vida mental requiere actividad permanente para acceder a la construcción de los conocimientos. Dado que el movimiento forma parte de la realidad, quien no percibe sus fluctuaciones, adormece su intelecto en la inercia mediante imágenes estáticas adquiridas como definitivas, generando comportamientos rutinarios por la inactividad de sus facultades al no percibir el movimiento y los cambios. 

Por ello, la esencia de la creatividad es la capacidad de la inteligencia de formular preguntas en cada instante o circunstancia en que el sujeto se relaciona y vincula con su entorno. Es así como habilita puntos de bifurcación consciente, expandiendo su potencial intelectivo a comprensiones nuevas. Es creativo quien, después de un éxito, fracaso o adversidad, es capaz de construir mediante la comprensión y reflexión, nuevos puntos de bifurcación consciente alrededor del éxito, fracaso o revés sufridos. Esto lo impone y exige la misma evolución del ser humano, como correlato al modelo evolutivo de la naturaleza y de un universo en constante expansión e incertidumbre (Y.Prigogine). 

Por eso, las imágenes, teorías y concepciones provistas, impuestas o inculcadas sin intervención de un proceso consciente de verificación por parte de quien se encuentra en situación de aprendizaje (cuestión que se adscribe en parte, pero que excede a la escolaridad formal) adormecen el pensamiento e impiden el ejercicio de una autonomía responsable orientada a la transformación de la realidad. 

Todo en la naturaleza está en constante cambio, e invita a generar bifurcaciones evolutivas en la sucesión ininterrumpida de los instantes que configuran el trayecto de la existencia humana. Esto lleva implícita la idea de que, en el proceso de la evolución, no es posible delimitar con precisión qué es favorable y qué opera de manera desfavorable en las experiencias de aprendizaje. 

Los puntos de bifurcación permiten a cada uno un aprovechamiento intenso y superior al estado desde donde se sufrió la bifurcación. Pero a condición de una mayor conciencia y creatividad. Por eso, en ausencia de situaciones potencialmente bifurcatorias, habría que aprender a llevar a cabo, en la medida de las posibilidades de cada individuo, la selección consciente de esos puntos de bifurcación. Es decir, aprender a crear y a provocar, a medida que se va viviendo, nuevos puntos de bifurcación de manera consciente. Todo ello requiere conocimientos, experimentación, adaptabilidad y conciencia en las diferentes situaciones en que el sujeto se encuentre. 

El estado consciente es una condición necesaria para este proceso; caso contrario, se caería en las garras del indeterminismo absoluto o en estadios de permanente potencialidad ante la creación indiscriminada e incomprendida de nuevas bifurcaciones. Se trata, en consecuencia, de vivir conscientemente para que la creatividad que emerja de cada punto de bifurcación permita que tal proceso constituya e implique el acceso a nuevos estados evolutivos de superación personal y desarrollo social.




Dr. Augusto Barcaglioni


(Agradeceremos contestar la breve encuesta semanal, ya que una simple tilde nos permitiría aproximar nuestras notas y reflexiones hacia los 
temas más sensibles y críticos)


1 comentario:

  1. Me han generado inquietud e intriga la lectura de las dos notas sobre creatividad. Siempre creí que ser creativo era algo relacionado con el arte y que había que tener algún toquecito de locura o extravagancia. Me doy cuenta que si cambio el modo de pensar creo algo nuevo para vivir de otra manera, pero hay que animarse y allí viene mi intriga...

    ResponderEliminar